InADAPTADOS

Hemos sido prisioneros de los libros por mucho tiempo; pero aquí, ocultos en las cavernas detrás de los libreros seguimos nuestro ritual sónico.

Servimos a la biblioteca como guardianes y copistas, limpiamos sus rincones, seguimos sus órdenes. Ella está viva y cuándo duerme abrimos la puerta secreta y entramos a nuestra guarida.

Aquí en la oscuridad podemos seguir las tradiciones de nuestra antigua orden e invocar las almas de las páginas para hacerlas pasar a la dimensión sonora.